Por qué Europa no debe perder el tren del Shale Gas

Martes, 18. Marzo 2014
ABC

La consultora Roland Berger advierte, en un informe llamado «El impacto del "shale gas" en Europa-Reacción o relocalización», de la revolución que está provocando el «shale gas» o gas de esquisto, alcanzable a través de la fractura hidráulica o «fracking», en el mundo energético y la industria petroquímica. «Los importadores de gas se han convertido en potenciales exportadores».

Estados Unidos, la única economía que se ha lanzado a la explotación de esta técnica, es quien más beneficios está sacando. Entre 2005 y 2012, los precios de la electricidad bajaron un 4% en EE.UU.; en el mismo periodo, subieron un 38% en Europa. En ello ha tenido mucho que ver, dice Roland Berger, el precio del gas natural, que cayó de 9 dólares por MBTU en 2005 a 3 dólares en 2012. A la vez, en Europa crecieron casi un 100%.