¿En qué consiste la recomendación de la Comisión Europea sobre fracturación hidráulica?

Tras algún tiempo esperándola, el pasado 12 de febrero El Diario Oficial de la Unión Europea publicó la Recomendación de la Comisión de 22 de enero de 2014 relativa a unos principios mínimos para la exploración y producción de hidrocarburos (como el gas de esquisto) utilizando la fracturación hidráulica.

Se trata de una serie de recomiendaciones para los estados miembros que deseen explorar  sus recursos de gas no convencional, al objeto de “garantizar la protección adecuada del medio ambiente en lo que respecta a la técnica de fracturación hidráulica utilizada en particular en las operaciones con gas de esquisto.”

La industria saluda esta serie de recomendaciones pues recogen muchos de los principios y prácticas que  ya lleva a cabo habitualmente en toda Europa. Además, en el caso de España, contamos con la nueva Ley Ambiental, que entró en vigor en diciembre de 2013, y que ya contempla la realización obligatoria de Estudios de Impacto Ambiental detallados para cualquier proyecto que requiera la utilización de la fracturación hidráulica.

Las recomendaciones se inspiran de otro documento clave publicado por la Agencia Internacional de la Energía en 2012: "Reglas de Oro para una Edad Dorada del gas: Informe sobre el gas no convencional"

En resumen, esas recomendaciones remiten a una serie de principios mínimos: 

  • planificar los proyectos y evaluar los posibles efectos acumulativos antes de conceder las autorizaciones,

  • evaluar cuidadosamente los impactos y riesgos ambientales,

  • velar por que la integridad del pozo esté al nivel de las mejores prácticas,

  • verificar la calidad del agua, el aire y el suelo antes de comenzar las operaciones para poder controlar los eventuales cambios y gestionar los riesgos emergentes,

  • controlar las emisiones atmosféricas, incluidas las de gases de efecto invernadero, mediante la captura de los gases,

  • informar a la población acerca de las sustancias químicas utilizadas en cada pozo,

  •  velar por que los operadores apliquen las mejores prácticas durante todo el proyecto.

Estos principios serán seguidos y vigilados por la UE, que en julio de 2015, hará balance de los resultados y la efectividad de los mismos.

Además de Polonia, varios son los estados que han otorgado o están en proceso de otorgar licencias de exploración de gas no convencional. La Comisión Europea cita los siguientes: Dinamarca, Alemania, Hungría, Países Bajos, Portugal, Romania, España, Suecia y el Reino Unido. Sin embargo, precisa, no todos los operadores en estos países han comenzado trabajos de exploración sobre el terreno. 

 

Técnicas de Fracking 030513

Más información: 

http://www.shalegasespana.es/es/index.php/prensa/blog/entry/shale-gas-ma...