Antes de condenar el fracking

Nos hacemos eco del acertado y oportuno artículo publicado por Isaac Álvarez en El País, sobre el tratamiento informativo que recibió la condena a una empresa norteamericana. Álvarez argumenta que condenar a todo un sector por un caso excepcional es injusto y, además, recalca las diferencias entre la situación en Estados Unidos y Europa: "En Estados Unidos, se han realizado más de un millón de operaciones de fracturación hidráulica. El caso de la familia Parr, si se confirma, sería una excepción, no la regla. Si condenaran a un granjero de Texas por contaminación con pesticidas, nadie diría que es un golpe a la agricultura."

 

 Os dejamos el enlace:

http://elpais.com/elpais/2014/05/21/opinion/1400686300_038216.html