Si EE UU aporta más gas natural a la UE, se fortacelerá la alianza entre ambas

Lunes, 10. Julio 2017
Alexandre Muns, Cinco Días

En este análisis, el profesor de OBS Business School, Alexandre Muns, identifica los principales desafíos que Europa tiene ante sí en materia de abastecimiento de energía. El principal problema, la dependencia energética de pocas fuentes, especialmente de Rusia en cuanto al gas: "El brexit y las menguantes reservas de hidrocarburos del Mar del Norte acrecentarán nuestra dependencia externa. Rusia ya suministra el 30% del gas natural consumido en Europa". Es por ello que se impone la necesidad de diversificar: "España tiene una ley que impide que la dependencia energética de un único suministrador supere el 50%. Europa necesita un modelo parecido". 

Estados Unidos se perfila como un socio inevitable: "EE UU, en los últimos años, se ha convertido en el primer productor mundial de petróleo y gas natural gracias a la explotación de sus amplias reservas de gas de esquisto." Una alianza en la que España, debido a su posición estratégica, al contar con plantas de regasificación, saldría beneficiada: "Donald Trump quiere aumentar las exportaciones de gas natural a Europa. España cuenta con 7 de las 23 terminales europeas de descarga y regasificación del GNL, y en 2014 fue la puerta de entrada del 36,5% del GNL destinado a Europa. En lugar de discutir sobre acero, exportar gas natural de EE UU a Europa, fortalecería la alianza transatlántica."

Ir a noticia original