Los británicos decidirán cómo gastar más de 1.000 millones de impuestos sobre el fracking

Martes, 16. Agosto 2016

Los ciudadanos británicos que vivan cerca de explotaciones de fracking elegirán cómo gastar los recursos del Fondo Soberano del Esquisto (SWF por sus siglas en inglés) que será dotado mediante un 10% de la recaudación fiscal por la explotación de este tipo de energía, lo que proporcionará alrededor de 1.178 millones de euros a lo largo de 25 años, que las comunidades afectadas podrán destinar a mejorar infraestructuras, financiar proyectos comunitarios o incluso a la distribución de un pago directo a los hogares.

El Gobierno del Reino Unido ha lanzado una consulta pública sobre cómo deberá gestionarse este nuevo fondo soberano, cuyos recursos “consistirán inicialmente hasta del 10% de la recaudación por impuestos a la producción de gas de esquisto” y que deberán destinarse al beneficio de las comunidades que acojan las explotaciones.

“Las comunidades que acojan la actividad de fracking deberían beneficiarse directamente más allá del esperado impulso a la economía local”, señala el Gobierno.

Leer noticia completa en enlace adjunto.