Los beneficios de la exploración y producción de hidrocarburos para los ayuntamientos y los propietarios en la provincia de Burgos

Viernes, 30. Octubre 2015
Francisco de la Peña

Por Francisco de la Peña, presidente de ACIEP. La exploración y producción de hidrocarburos es una actividad estratégica para nuestra economía y, por tanto, para nuestro bienestar. Reducir la casi total dependencia que España tiene de los hidrocarburos extranjeros –actualmente importamos más del 99,5% del gas y petróleo que consumimos- revertirá positivamente en nuestra balanza comercial y contribuirá al equilibrio de las cuentas públicas.

Ahora, gracias a la reforma de la Ley de Hidrocarburos que entró en vigor en mayo de 2015 (Ley 8/2015), esta actividad se convierte también en una oportunidad económica para los núcleos locales. La Ley introduce nuevos impuestos que beneficiarán directamente a las comunidades autónomas, los ayuntamientos y los propietarios de los terrenos próximos a los emplazamientos donde se realice la exploración o producción de hidrocarburos.
¿Cuáles son esos gravámenes? El petróleo, hasta un 8% de la producción, y el gas natural, hasta un 5%. Impuestos que según la nueva ley “revertirán con especial intensidad en los ayuntamientos y comunidades autónomas”. Por su parte, los propietarios de los terrenos próximos a los emplazamientos donde se realice esta actividad también se beneficiarán de hasta un 1% de la producción. Estos terrenos colindantes, sitos dentro de un perímetro que definirá próximamente el Ministerio de Energía, Industria y Turismo, podrán, además, continuar con su actividad habitual: agrícola, industrial, ganadera, de servicios, etc.

No hay que esperar a que el emplazamiento produzca hidrocarburos. Ya durante la fase de exploración, la Ley determina, se generarán beneficios para las comunidades locales a través del canon de 125.000 € que los operadores deberán pagar por cada sondeo de exploración que se realice en tierra.

Es preciso resaltar que estos impuestos descritos se suman a los ya existentes a nivel municipal, como el ICIO, el IBI o el IAE. En total, si tomamos como ejemplo un emplazamiento medio de gas natural no convencional, se anticipa que a lo largo de su vida útil, éste podría generar unos 9 millones € en su entorno más cercano: 6 para los ayuntamientos y 3 para los propietarios de los terrenos próximos al mismo. Entendemos que se trata de un incentivo justo para las comunidades locales con recursos energéticos.
Desde el sector, queremos también resaltar que los beneficios de la actividad no solo provienen de las nuevas tasas sino también del gran potencial que la actividad tiene para crear puestos de trabajo en los entornos municipales. Según un estudio elaborado por Deloitte en 2014, la exploración y producción de hidrocarburos podría generar en España hasta 260.000 empleos en el año de mayor actividad, de los cuales 220.000 son empleos indirectos e inducidos, fundamentalmente en servicios que demandan las empresas operadoras, tales como el transporte, la construcción, la hostelería, el comercio, etc.

En definitiva, estamos ante una oportunidad única, para España y especialmente para la provincia de Burgos, que ya cuenta con la experiencia satisfactoria del Campo Petrolífero de Ayoluengo, próximo a Sargentes de la Lora, un yacimiento que se viene operando en perfecta convivencia con su entorno natural y social desde hace más de 50 años y cuyo potencial es todavía notable. La Cuenca Vasco-Cantábrica, donde el Campo se encuentra, es ciertamente la zona de España con mayor potencial de albergar hidrocarburos, como lo demuestran los datos obtenidos a través de los 202 sondeos realizados en la zona a lo largo de las últimas décadas. Según un estudio realizado por la consultora Gessal en 2013, en términos de gas natural, esta cuenca puede albergar cerca de un billón de metros cúbicos, lo que supondría la mitad del potencial del país, equivalente al consumo de gas en España durante unos 40 años. Y gracias a la reforma de la Ley, un porcentaje elevado de los ingresos fiscales derivados de extraer dichos hidrocarburos, se quedará en el entorno geográfico donde se realiza.

Francisco de la Peña
Presidente de ACIEP
Artículo publicado en El Norte de Castilla, el 20 de octubre de 2015