El levantamiento del veto al crudo iraní establece un nuevo mapa energético que cambiará sustancialmente el panorama actual

Jueves, 16. Julio 2015
El periódico de la energía

Tras el acuerdo histórico el alcanzado este martes entre el G5+1 (EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia, más Alemania) e Irán, al país asiático se le van a eximir de varias sanciones económicas con tal de que no produzca la bomba atómica. Entre ellas, el levantamiento del veto sobre el petróleo. A partir de ahora el crudo iraní regresa al mercado. ¿Cómo afectará? ¿Subirán o bajarán los precios?¿Cambiará de rumbo la OPEP? ¿Quién comprará el petróleo iraní? ¿Se acercarán las petroleras a tierras persas?

El catedrático Mariano Marzo cree que este acuerdo, efectivamente, supondrá un cambio sustancial en el panorama energético mundial, ya que se trata del cuarto país con más reservas de oro negro del planeta.

Si sube la producción, la pregunta clave es si bajará el precio. Lo más normal es que a medio y largo plazo, el precio del crudo tienda a la baja. El profesor Marzo relata que “la Energy Information Administration del Gobierno de EEUU prevé un recorte de entre 1 a 3 dólares por barril en relación a sus estimaciones previas sobre el precio medio del Brent para 2015, de modo que la nueva media se situaría entre los 56 y 58 dólares. Y para 2016, a medida que la producción de Irán fuera en aumento, las expectativas son que el citado recorte se moviera en la franja de 5-15 dólares por barril, lo que implicaría una nueva media anual situada en torno a los 60-70 dólares”.

Esta información del periódico de la energía reflexiona y analiza todos estos factores de un cambio sustancial en el panorama energético mundial.