Inaugurado el proyecto Viura de producción de gas natural

Viernes, 6. Octubre 2017

El yacimiento de gas natural denominado Viura, situado en el municipio de Sotés, La Rioja, ha sido inaugurado esta mañana. Con la puesta en marcha de esta instalación productiva se espera aportar al sistema gasista general 3 bcm de gas natural, es decir, el equivalente al consumo anual de gas en Euskadi. Además, cabe destacar que con la entrada en vigor de la Ley 8/2015 las Administraciones Locales así como los propietarios de los terrenos donde se ubica el yacimiento se beneficiarán con unos ingresos de hasta el 5% del valor de lo producido cada año.


El Proyecto Viura
La planta de extracción y tratamiento de gas de Sotés está liderado por Unión Fenosa Gas Exploración y Producción, S.A. ('UFG E&P', 58,8%), socio y operador del proyecto, filial del grupo Unión Fenosa Gas, junto a Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A. ('SHESA', 37,7%) y Oil Gas Skills, S.A. ('OGS', 3,5%)

El yacimiento de gas natural Viura se encuentra situado en el subsuelo de la Comunidad Autónoma de La Rioja, a unos 12 kilómetros de Logroño. Se estima que este yacimiento contiene al menos un volumen probado de 3 BCM (o 3.000 millones de metros cúbicos de gas natural), pero no se descarta que la roca almacén pueda alojar cantidades mayores. Este volumen probado sería equivalente a unos diez años del consumo actual de gas natural de La Rioja o un 10 por 100 del consumo anual en España.

Concesión de la licencia de explotación
El proyecto recibía la aprobación definitiva con el Real Decreto que recogía el BOE del 25 de julio de 2017 que otorgaba a las sociedades participantes en el proyecto de la concesión de explotación del yacimiento, tal y como establece la Ley 34/1998, de 7 de octubre, del sector de hidrocarburos, después de quedar suficientemente acreditada la existencia de hidrocarburos en cantidades comerciales, que los titulares poseen las capacidades técnica y económica necesarias, que el plan general de explotación propone unos trabajos viables para dicha explotación y que las medidas de protección medioambiental garantizan una explotación sostenible de los recursos. Este otorgamiento confiere también el derecho, en exclusiva, a realizar la explotación del yacimiento por un periodo de treinta años, prorrogable por dos períodos sucesivos de diez.