España tiene que apostar por la autonomía energética

Martes, 9. Agosto 2016
El Mundo

En su editorial del día 8, el diario El Mundo alerta sobre la excesiva dependencia energética de España, y ase hace eco del informe publicado por el Ministerio de la Presidencia: "La Corporación de Reservas Estratégicas ha alertado en varias ocasiones que España importa cada año el 100% de los hidrocarburos que consume. Concretamente, en 2015, nuestro país tuvo que comprar en el exterior el 99,5% del petróleo y el 99,8% del gas total utilizado. Una situación insostenible que provoca que el ritmo de crecimiento económico esté supeditado a las fluctuaciones del precio de ambos."

El editorial puntualiza que si bien "es cierto que en ciclos de precios bajos como los actuales, esto representa una ventaja competitiva que ha ayudado a que España crezca a un ritmo superior", esto no tiene por qué ser siempre así: "Hay que recordar que en 1973, año en el que los precios del barril se multiplicaron por cuatro y la OPEP cortó el suministro a las naciones que habían ayudado a Israel en la Guerra del Yom Kipur, se agravó la crisis económica en España. Entonces el déficit comercial de nuestro país aumentó casi un 50% y se desató una progresión inflacionista que cortó en seco el crecimiento que estaba experimentando España desde 1959."

Las trabas administrativas son objeto de crítica por parte del diario: "no se entiende que no se haya facilitado un acuerdo de Estado para paliar esta grave situación. Las dificultades que ponen las diversas administraciones territoriales impiden que se concedan más licencias de exploración para encontrar yacimientos viables en nuestro territorio. En la actualidad sólo hay 40 otorgadas, de las cuáles 19 son de Repsol y 12 de la sociedad pública Hidrocarburos de Euskadi (Shesa)."

Una situación que complica la viabilidad de las inversiones en materia de exploración, pues "muchas empresas han declinado seguir adelante con los trámites, ya que no sólo es el Estado quien debe conceder los permisos, sino las comunidades autónomas, muchas de ellas con gobiernos reacios a facilitarlos. De momento hay 26 solicitudes en lista de espera y 28 más que dependen de una autorización de las autoridades autonómicas."

El editorial concluye con una advertencia al próximo gobierno: "es necesario que se ponga fin cuanto antes a esta falta de conciencia nacional con un problema que no es sólo económico sino que afecta también a la seguridad nacional."