Aumenta la adicción de España a las importaciones de petróleo, gas y carbón

Martes, 21. Febrero 2017

La dependencia de las importaciones de combustibles fósiles —petróleo, gas y carbón— en España sigue creciendo. En concreto 17 puntos en los últimos 25 años. Ha pasado de representar el 81% en 1990 al 98% en 2015, según los datos difundidos este lunes por Eurostat. Esto supone que prácticamente todos los combustibles fósiles que se consumen en España se tienen que adquirir fuera del país.

Estos datos son contundentes: España se sitúa entre los diez Estados de la Unión Europea más dependientes de las importaciones. De hecho, ese porcentaje del 98% está 25 puntos por encima de la media de los 28, según Eurostat.

Los combustibles fósiles siguen siendo la principal fuente de energía, tanto en la Unión Europea como en España. En 2015, el 74% del consumo bruto de energía en España provino del gas, petróleo y carbón. En la UE fue similar, un 73%. En las últimas décadas se han producido avances en la generación de electricidad con fuentes renovables. Esto ha hecho en el caso español que caiga cuatro puntos la cuota de energías fósiles respecto al consumo bruto de energía. Sin embargo, en el sector del transporte la dependencia de los combustibles fósiles sigue siendo prácticamente total.