El FRACKING utiliza cientos de químicos peligrosos y contaminantes