Isaac Álvarez habla sobre la nueva directiva sobre seguridad en las operaciones petrolíferas y de gas offshore

Isaac Álvarez

Isaac Álvarez Fernández es ingeniero de Minas. Ex- adjunto a la Dirección General de Operaciones de Repsol y es experto colaborador de ACIEP. Entre sus publicaciones, destaca “Los hidrocarburos” (Foro 2009. Estrategia energética para España. Nuevos escenarios).

1.- ¿Podría hacer un resumen de los aspectos más significativos de la nueva Directiva 2013/30/EU sobre seguridad en las operaciones petrolíferas y de gas offshore?

Los principales elementos de la directiva son los siguientes:

La directiva introduce reglas claras para la prevención efectiva y la respuesta en caso de accidente grave. La autoridad reguladora en cada Estado Miembro tendrá que asegurarse de que sólo los operadores que puedan demostrar las capacidades técnicas y financieras necesarias para garantizar la seguridad de las actividades offshore La autoridad reguladora en cada Estado Miembro tendrá que asegurarse de que sólo los operadores que puedan demostrar las capacidades técnicas y financieras necesarias para garantizar la seguridad de las actividades offshore y la protección al medio ambiente pueden explorar y producir petróleo y gas enlas aguas de la Unión Europa, incrementándose la participación ciudadana en los procedimientos de autorización administrativa. 

 Las autoridades nacionales competentes responsables de la seguridad de las instalaciones verificarán las condiciones de seguridad, protección medioambiental y el estado de las plataformas petrolíferas y de las operaciones llevadas a cabo en ellas. Si las compañías no cumplen con los estándares mínimos, los Estados Miembros podrán adoptar las medidas oportunas y/o imponer multas; en último caso, los operadores podrán verse obligados a suspender los sondeos exploratorios o las operaciones de producción.

 Además, las compañías tendrán que preparar un informe con un exhaustivo cálculo de riesgos potenciales, medidas y un plan de respuesta de emergencia antes de que empiece la exploración o la producción. Los operadores tendrán que buscar una opinión independiente para los sistemas de seguridad más importantes y elaborar plantes antes y con posterioridad a que la instalación haya entrado en funcionamiento.

La transparencia es fundamental, por eso la información habrá de estar disponible para que los ciudadanos puedan comparar el funcionamiento de la industria y las actividades de las autoridades nacionales. Los operadores deberán enviar informes sobre los accidentes graves en los que han estado implicados ocurridos fuera de la Unión Europea para ser tomados en cuenta como caso de estudio.

Las compañías prepararán planes de respuesta de emergencia y planes basados en su evaluación de riesgos en la plataforma y mantener disponibilidad de recursos en caso de necesidad. Los planes serán periódicamente testados por la industria y por las autoridades nacionales.

Las compañías de petróleo y gas serán plenamente responsables de los daños causados a las especies marinas protegidas y a sus hábitats naturales. Para los daños a las aguas, el área geográfica se extenderá para cubrir todas las aguas marinas incluyendo el área económica (unos 370 km desde la costa) y la franja continental donde los Estados Miembros tengan jurisdicción. Para los daños a las aguas, el marco legal vigente en la UE abarca sólo  las aguas territoriales (unos 22 km mar a dentro).

Los inspectores de los Estados Miembros trabajarán conjuntamente para garantizar el intercambio efectivo de las mejores prácticas y contribuir a desarrollar y mejorar los estándares de seguridad. A su vez, la Comisión trabajará con sus socios internacionales para promover la implantación de los más elevados niveles de seguridad en todo el mundo. Los operadores que trabajen en la UE deberán demostrar que aplican las mismas estrategias de seguridad para prevenir accidentes graves en el exterior que aplican en operaciones en la UE.

 

2.- ¿Qué objetivos persigue la nueva Directiva?

 

La política de la Unión pretende unificar los criterios de seguridad y respeto medioambiental al conjunto de los Estados Miembros, eliminando el ya muy escaso  número de accidentes graves, relacionados con la extracción hidrocarburos en el mar. Paralelamente,  en caso de ocurrencia, mitigar las consecuencias de esos accidentes, mejorando  los mecanismos de respuesta y coordinación entre los Estados Miembros.

 

3.- ¿Existe algún punto en concreto que, a su juicio, debiera de corregirse o modificarse en la nueva Directiva? Si es así, explique cuál y por qué.

 En ACIEP pensamos que debería considerarse la posibilidad de crear un organismo de inspección a nivel europeo  En ACIEP pensamos que debería considerarse la posibilidad de crear un organismo de inspección a nivel europeo, para evitar la dispersión de criterios a la hora de evaluar la seguridad en los diferentes proyectos. La idea sería no sólo tener la misma norma con los mismos estándares, que es sin duda un avance, sino un mismo organismo de inspección que evite cualquier tipo disparidad de criterio a la hora de interpretar esa norma.

4.- Esta Directiva, ¿es de obligado cumplimiento para todos los países miembros? ¿A partir de qué fecha tendrá que aplicarse?

Efectivamente es de obligado cumplimiento, entra en vigor a los 20 días de su publicación y los estados miembros tienen dos años para realizar su transposición a sus respectivas legislaciones. En los países con costa,  pero donde no se realicen operaciones offshore esta norma será aplicada en un número limitado de aspectos.

No obstante, más allá de la fecha de entrada en vigor en España, las empresas son las primeras interesadas en adaptarse cuanto antes al nuevo escenario normativo. La certidumbre y la planificación son dos aspectos clave en todo proyecto a largo plazo, como son los de exploración y producción de hidrocarburos. Por tanto, las empresas están empezando a abordar sus proyectos, desde hace unos meses, aplicando los puntos principales de esa nueva normativa, para que la transición sea lo más pautada posible.

 

5.- En materia de seguridad, ¿qué pasos tiene que seguir una empresa ó qué tipo de decide papeles, licencias… tiene que presentar, y ante quién, para que se le conceda la licencia para la ejecución del proyecto?

 Los pasos son diversos e implican a múltiples administraciones. El primero y más importante está relacionado con el proceso de evaluación ambiental, que generalmente consiste en la necesidad de elaborar un Estudio de Impacto Ambiental y de contar, posteriormente, con una Declaración de Impacto Ambiental positiva, algo que corresponde al Ministerio de Medio Ambiente. En paralelo, se tiene que elaborar todo el diseño de la ingeniería de exploración o producción de hidrocarburos, que implica, lógicamente, la implementación de toda una serie de medidas de seguridad. Eso depende del Ministerio de Industria, que a su vez es el que da luz verde, si corresponde, al proyecto en su conjunto. Hay otro requisito indispensable: el Plan de Contingencias, que establece todas las medidas de seguridad que se aplicarán en los diferentes escenarios de incidentes barajados por el operador, así como una relación y descripción de todas las medidas preventivas y logísticas que se aplicarán. En este caso, el Ministerio de Fomento es el órgano competente. Al mismo tiempo, el operador debe presentar todos los avales necesarios, así como los seguros contratados para hacer frente a esos posibles incidentes. Todas las empresas, además de asumir como propios estos requisitos, establecen una política de comunicación con los principales grupos de interés, desde accionistas a inversores, pasando por administraciones no competentes pero próximas al lugar de las operaciones, sectores económicos, pescadores, Capitanía Marítima…

 

 

6.- A nivel general, y partiendo de la cifra total ¿a cuánto puede ascender el presupuesto en materia de seguridad para un proyecto de estas características?

Dentro de los trabajos exploración y extracción de hidrocarburos, la seguridad está  tan imbricada en todas las tareas Dentro de los trabajos exploración y extracción de hidrocarburos, la seguridad está  tan imbricada en todas las tareas, mediante los diferentes procedimientos de actuación,  que es difícil de separar qué es lo que se hace con el exclusivo propósito de incrementar la seguridad de las personas e instalaciones y la protección del entorno.

Absolutamente todas las personas a bordo de una plataforma deben aprobar una serie de cursos especializados de seguridad sin los cuales no se les autoriza a embarcar.

Antes de perforar un pozo, todo el diseño se orienta a realizar las operaciones en condiciones de máxima seguridad.  En este sentido, antes de llegar la plataforma al punto elegido se realizan análisis y ensayos en el futuro emplazamiento para comprobar la ausencia de gas somero y asegurar la estabilidad del fondo marino.

Luego, durante la perforación, todo el sistema de tuberías  de sostenimiento o casing y sus respectivas cementaciones, van destinadas a mantener el pozo en condiciones de seguridad; en el mismo sentido, el sistema de lodos de perforación y el sistema de preventores de erupciones  (BOP)  tienen como objetivo  fundamental realizar la perforación en condiciones de seguridad.  Es muy difícil decir qué no es seguridad.

Como mínimo podríamos establecer que un 20 o 25% del total del presupuesto va destinado directamente a  aspectos relacionados con la seguridad. En los últimos 30 años este porcentaje se ha incrementado notablemente al utilizar cada vez materiales y sistemas con un mayor componente tecnológico, lo que ha redundado en una mayor calidad y en un refuerzo de la seguridad.

 

7.- ¿Qué tipo de parámetros son obligatorios en materia de seguridad en un proyecto offshore?

Muchos y variados. Se comienza por la capacidad y experiencia técnica de la compañía operadora, junto con su solidez financiera para realizar y asegurar sus actividades.

Seguida por una amplia memoria de las actividades de la compañía operadora en otros ámbitos internacionales, muy detallada, proyecto a proyecto, explicando incidentes, procedimientos ambientales, de seguridad, etc.

Una vez que logra su calificación, y ya está habilitada para operar, generalmente cada proyecto es objeto de una memoria técnica y un estudio de ambiental con una extensión variable, según el caso.

Y aquí entramos en una amplia y diversa legislación ambiental europea.

Hay países con una gran actividad, por ejemplo el Reino Unido, donde para realizar una campaña sísmica solo hace falta una comunicación a la administración, si la compañía está calificada; es como si para sacar el coche del garaje solo hiciera falta tener el carnet de conducir. Eso sí, si se salta un semáforo tiene una importante multa.

En otros sitios, como en España, hace falta para la misma actividad realizar un estudio de impacto ambiental con información pública. Es como si para sacar el coche del garaje tuviera que tener, además del carnet de conducir, un permiso para circular por la vías que pretendo usar e informar al público de por dónde paso. Todo ello a veces complica innecesariamente la actividad y con nulo valor añadido.

Hasta ahora, la licencia dependía de cada uno de los países en donde se iba a operar. Con la nueva Directiva, la legislación de los países será homogénea, será un mismo permiso y un mismo estándar para todo el ámbito comunitario.  Con la nueva Directiva, la legislación de los países será homogénea, será un mismo permiso y un mismo estándar para todo el ámbito comunitario. Esperemos que la situación se racionalice.

 

8.- ¿Cuáles son los riesgos más característicos que puede sufrir un proyecto de estas características y que, por tanto, podrían afectar a la seguridad (climatológicos, humanos, tecnológicos…).

La peligrosidad de un evento se mide por la frecuencia con que ocurre y por el impacto que causa.

Durante las operaciones de perforación el principal riesgo a evitar es una erupción incontrolada del pozo, esto es, una emisión de los hidrocarburos al exterior, y que desgraciadamente  puede terminar en un incendio.  Afortunadamente, la frecuencia de este tipo de accidentes es cada vez más remota, gracias a los avances tecnológicos,  a los nuevos  materiales y a los sistemas de prevención.

Y durante las operaciones de extracción, el principal riesgo es una fuga incontrolada de hidrocarburos en las plataformas marinas de producción y tratamiento.

La nueva directiva avanza en un doble aspecto:

• Prevenir los accidentes, extendiendo a todo el offshore comunitario la excelente reglamentación y buenas prácticas implementadas en el Mar del Norte

• Y, si desafortunadamente sucediera el accidente, poner en el mínimo tiempo todos los medios necesarios para su remedio, utilizando de un modo coordinado los diferentes e importantes medios de los estados miembros a la par que sus efectos estén cubiertos por un seguro adecuado

En cuanto a las causas, la tecnología, la automatización de los procesos, los sistemas inteligentes, los nuevos materiales, lo nuevos diseños, etc. evitan multitud de situaciones de riesgo, dotando a las instalaciones de una notable seguridad intrínseca, pero al final  el elemento humano sigue siendo clave en la prevención.

En los exhaustivos análisis que se han realizado después de cada accidente, casi siempre el elemento humano ha tenido un papel relevante,  bien por exceso de confianza o bien por falta de experiencia.

 

9. En el caso de España, ¿qué tipo de normativa existe sobre seguridad offshore?

En España existe una amplia normativa sobre seguridad y protección al medio ambiente, de las más exigentes de Europa En España existe una amplia normativa sobre seguridad y protección al medio ambiente, de las más exigentes de Europa, y se aplica de un modo sistemático en las instalaciones offshore.  En ausencia de una normativa específica, los operadores aplican la normativa vigente en el Mar del Norte y la americana del API,  que es la que los contratistas suelen utilizar de un modo regular y las compañías de seguros exigen.

 

10.- ¿Cuántos proyectos de estas características están en funcionamiento (dónde) y cuántos están a la espera de obtener la licencia de puesta en marcha?

Hemos tenido instalaciones marinas de producción desde los años setenta. Algunas ya han sido abandonadas, como los campos Dorada y Amposta.

Ahora mismo en España tenemos:

•tres instalaciones offshore fijas,

  • ola plataforma Casablanca en las costas de Tarragona, donde se produce crudo
  • ola plataforma Gaviota enfrente de Bermeo (antiguo yacimiento de gas que ha sido reconvertido en almacenamiento) y
  • olas nuevas instalaciones de Castor para el almacenamiento de gas en el antiguo yacimiento de Amposta,
  • •adicionalmente tenemos una instalación totalmente submarina, sin plataforma, correspondiente al campo Poseidón en  el Golfo de Cádiz, donde se produce gas,

•y recientemente se han conectado dos campos el Lubina y Montarespeto medioambiental respeto medioambiental nazo a la plataforma Casablanca para producción de crudo

Y pendiente de obtener autorización para perforar un sondeo exploratorio, hay varios emplazamientos, pero esto forma parte de algo que se sale fuera de esta entrevista y que empieza a formar parte de la “histeria” nacional.

Hay que decir que en estas casi cinco décadas se han desarrollado todas las actividades offshore con los más elevados estándares desde el punto de vista de seguridad y respeto medioambiental, como lo muestra el track record de las compañías operadoras tanto españolas como extranjeras, y tanto en su actividad exterior como interior.

 

11.- ¿Podría decirnos cuáles son los países con más explotaciones offshore, tanto a nivel europeo, cómo a nivel mundial? Si tiene algún gráfico, le agradecería que me lo adjuntara.

A nivel europeo el Reino Unido  y a nivel mundial EE UU.

 

12.- Si lo desea, puede añadir cualquier comentario que considere de interés.

Sólo un temor o más bien una prevención. Más burocracia no significa más seguridad. Esperemos que la nueva Directiva se enmarque  e implante con criterios de racionalidad Más burocracia no significa más seguridad. Esperemos que la nueva Directiva se enmarque  e implante con criterios de racionalidad que permita a Europa disponer en términos competitivos de la energía que alberga en su subsuelo con todos los requerimientos de seguridad y medioambientales necesarios.