Conferencia Patrick Michaels: "Calentamiento global"

Patrick J. Michaels, ex profesor de Investigación en Ciencias Ambientales en la Universidad de Virginia durante 30 años y autor de Lukewarming: The New Climate Science that Changes Everything, impartirá el próximo 28 de mayo, en el Instituto de la Ingeniería de España, la conferencia "Los beneficios del  calentamiento global moderado".

Un nuevo enfoque se abre camino en el discurso del cambio global, se ha abierto una tercera vía, la escuela “tibia”, que evidencia el beneficio que la humanidad puede sacar de dicho cambio. Esta nueva línea de pensamiento establece que el ser humano es en parte un órgano que forma parte activa en el cambio climático, pero que éste no tiene que ser perjudicial, sino todo lo contrario, puede obtener un rédito de las transformaciones que sufre el planeta.

 

Como ya demostró el famoso y reconocido climatólogo John Christy, de los modelos de la ONU que registraban los cambios, solo 1 de 102 acertó en sus resultados, mientras que la mayoría daba unas temperaturas en los trópicos mucho más altos que la media.

El único modeló que no falló en sus cálculos fue el ruso INM-CM4, que acertó en sus cálculos en 3 registros diferentes de temperatura: globos meteorológicos, de las mediciones diarias que se emplean para realizar los pronósticos del tiempo y de satélites, desde su inicio en 1979. En el próximo gráfico del Dr. Christy podremos ver la diferencia entre las temperaturas reales registradas, los modelos de la ONU y el INM-CM4.

 

 

 

 

Atendiendo a las más que acertadas predicciones del modelo ruso, es fácil focalizarse en sus proyecciones de futuro y atender únicamente a estas, por lo que si comparamos con el resto de modelos, el INM-CM4 pronostica la mitad de calentamiento que la media del resto de modelos.

El cambio climático viene, como su propio nombre indica, con una serie de cambios. Desde hace tiempo conocemos que el aumento del dióxido de carbono propicia un aumento y desarrollo de las plantas, lo que explica que las temporadas de cultivos sea más largas y den así mayor rendimiento creando un planeta más verde. Si a ello le sumamos que la media de huracanes en el Atlántico sigue en el camino que periodos de hace 100 años, a pesar del duro 2017, las teorías de un cambio “extremo y violento” se derrumban por sí solas.

Una forma de calcular el efecto neto del cambio climático es mediante el “costo social del carbón”, el cual estima el costo neto de una tonelada de carbón emitida a la atmósfera. Para el año 2050 el costo más bajo sería de 26 $ por tonelada emitida, según la administración Obama, los cuales son la base para el Acuerdo de París de 2015 sobre el Cambio Climático.

Para poder realizar dichos cálculos asumimos las tasas de retorno sobre la inversión realizada, lo que se conoce como “tasas de descuento” que deben de ser del 7% al año. Tanto Kevin Dayaratna como la Heritage Fundation, han realizado varias publicaciones en las que destacan que “el costo del carbón disminuye conforme aumentan las tasas de descuento”. Si combinamos las proyecciones del INM.CM4 junto con dichas tasas, el resultado restante es que para el año 2050 el costo social del carbón será negativo, lo que dará como resultado que las emisiones de dióxido de carbono tendrán un beneficio neto.

Por lo tanto, como ya hemos comentado anteriormente, una de las causas con efecto positivo del dióxido de carbono es el aumento y desarrollo de las plantas, por lo que los humanos somos promotores de un pequeño y modesto cambio que está “reverdeciendo la Tierra”, esa es la esencia de la “Escuela Tibia”.